DÍA DE LA INDEPENDENCIA

DÍA DE LA INDEPENDENCIA

16 de septiembre, día para celebrar y para pensar lo que es la Independencia; no depender de nadie; ser libre para tomar tus propias decisiones; tener control sobre ti mism@; autodeterminación. Y todas estas cosas se aprecian más desde una perspectiva de pertenecer a una minoría.

Existe la libertad en el papel. En la Constitución, todo el capítulo primero, que se titula “De las Garantías Individuales”, se dice que en la República Mexicana está prohibida cualquier forma de discriminación por raza, credo, sexo y orientación sexual. Existe una Ley Federal para Prevenir y Sancionar la Discriminación, y un Instituto encargado de ello, al igual que una Comisión Nacional para los Derechos Humanos, y con la reciente incorporación de Yucatán, ya más de la mitad de los estados de la República, más de la mitad del territorio nacional y el 70% de la población del país viven en un lugar donde está legislado el matrimonio igualitario, y eso está muy bien, suena bonito, pero la realidad está en la calle, no en el Congreso, no en los institutos, no en la ley.

La verdad, es que, como sociedad, tenemos que enfrentarnos a la realidad de que no sólo existe el problema de que la mayoría de las personas siguen sin reconocer en la práctica la validez de existencia de las minorías sexuales, sino que ni siquiera quieren hablar del tema, ni que se hable de él en el espacio más importante de todos: la Educación Pública.

Miren, los datos de México son de espanto. No importa que las leyes se vayan haciendo más justas en la materia, la realidad es que el país está reprobado en materia de educación y salud sexual. Somos uno de los países con mayor número de casos de embarazos infantiles y adolescentes; somos un paraíso para el turismo sexual y estamos también en un lugar muy alto con respecto a violencia sexual.

No es justo. Eso se puede combatir con Educación, Educación Sexual oportuna, preventiva, incluyente, para desprogramar del machismo, del abuso y de la falta de información. Vamos, que queremos que la Educación Sexual INCLUYA la tolerancia y MENCIONE la diversidad, pero esta Educación es muy necesaria desde hace mucho y por muchas otras razones.

Pero no, cada vez que se discute sobre si desde la escuela pública se puede informar para prevenir abusos, para hacer del conocimiento de los muchachos de métodos anticonceptivos y de prevención de enfermedades de transmisión sexual ANTES de que inicien su vida sexual (que es cuando se necesita) y de que existen muchas maneras de vivir la sexualidad, muchos, los de diario, ponen el grito en el cielo.

Que si los van a pervertir; que si “a mis hijos los educo yo”, que si “los van a amariconar”. El libre ejercicio de la sexualidad ES INDEPENDENCIA. Si no mandas dentro de tu propio cuerpo; si no tienes toda la información para ejercer LIBREMENTE tu sexualidad, entonces no eres independiente.

La Independencia, para existir, debe ejercerse desde el CONOCIMIENTO y la AUTODETERMINACIÓN. El conocimiento debe existir desde antes de que se puedan ejercer los derechos. No empezamos la educación en Civismo a los 18 años, junto con la INE. Las vacunas se ponen lo antes posible, para que lleguen antes de estar expuestos a las enfermedades. Pues la Educación es una Vacuna contra comportamientos que puedan afectar la vida y la seguridad de las personas.

Insisto, de manera natural, el 95% de las personas serán Heterosexuales Cis, pero el 5 o 6 % de una población de 132 millones de personas en México son de 6 a 8 millones de personas, miles más, miles menos. No bajamos del cielo en naves espaciales; no nos infectamos en un descuido. El que es diverso, lo será. Qué tipo de vida tenga depende de qué tan educados estén los otros ciento veintitantos millones de mexicanos.

Que un mexicano le quite o condicione la libertad a otro mexicano es algo aberrante; que yo no sea bien recibido en un espacio escolar o laboral por mi condición de Gay, Les, Trans o Bi es contrario al espíritu de la Constitución; que las familias que formemos por nuestras propias E INDEPENDIENTES formas de relacionarnos no sean reconocidas por la ley es una injusticia. Tenemos muchos temas pendientes en este país, y el ejercicio de la INDEPENDENCIA desde la LIBERTAD INDIVIDUAL en un país EDUCADO y RESPETUOSO de los DERECHOS HUMANOS, es una de las más importantes.

Es muy fácil perder la perspectiva de lo importante por causa de lo urgente. Por supuesto que la crisis sanitaria que vivimos es más urgente; por supuesto que la recuperación económica es urgentísima, pero este tema es importante simplemente porque si la más pequeña minoría de un país no es libre de ejercer su independencia, entonces la libertad y la independencia son de papel.

Hay que ser libres todos; estar informados todos; respetarnos y reconocernos unos a otras y todos a todas, para contribuir en igualdad de condiciones al bien común y al desarrollo de una Patria que sea la misma para cada persona y donde todos seamos los ciudadanos y ciudadanas que el país merece y necesita.

Artemis Switch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×