MOMENTOS DE DECISIÓN

MOMENTOS DE DECISIÓN

Sí, todo en la vida se trata de decisiones, de las que haces, de las que dejas pasar, de las que toman por ti. La Cirugía de Reasignación de Sexo es algo muy serio, de lo que mucha gente habla a la ligera. Hay muchos mitos y desinformación que afecta no sólo a las personas Trans, sino a la comunidad LGBTTTIAQ+ entera, porque así es la infodemia (la verdadera pandemia de este siglo), que ni siquiera debe parecer racional para contaminar la verdad y el buen juicio de las personas.

Hablando desde el principio:

1.- No todas las personas homosexuales quieren SER del otro sexo, ni siquiera la mayoría, es más, ni siquiera un 10%. Ser Homo y ser Trans son 2 cosas distintas.


2.- No, la Cirugía de Reasignación no es para cualquier persona; ni siquiera es para todas las personas Trans.

3.- No, no es un proceso ni fácil, ni rápido. Toma mucho tiempo, esfuerzo, pasos y recursos para completarse, porque NO ES UNA SOLA OPERACIÓN.

4.- No, NADIE, en ningún lugar del mundo, aboga porque se inicien tratamientos hormonales en personas menores de edad. Hay infancias Transgénero (actitudes, vestimentas, accesorios y actividades), no Transexuales (terapias, operaciones, hormonas). Ni siquiera puedes iniciar el proceso de reasignación inmediatamente cumplidos los 18 años… A los 18 puedes PEDIR que se inicie una revisión de tu caso para ver SI ACASO eres elegible para empezar el proceso.

5.- El cambio de IDENTIDAD CIVIL, en muchos países, puede hacerse incluso si no se ha iniciado, ni se vaya a iniciar, un proceso de Reasignación de Sexo. Eso está a punto de poder hacerse en México.

6.- Hay muchas alternativas y opciones en el proceso de reasignación. Cada persona decide qué tan lejos quiere, o puede, o le conviene llegar, según su estilo de vida y los riesgos asociados a cada operación, así como a la idea que tiene de sí misma. El proceso es para realizarse UNO MISMO O UNA MISMA, no para el resto del mundo.

7.- Se requiere del consenso de la persona interesada, de su psiquiatra, de una institución externa y del cirujano encargado el determinar si la Cirugía de Reasignación es viable. Por lo tanto, nunca es algo como “sólo un capricho”. Una cirugía de este tipo es super planeada, super controlada e increíblemente profesional, al menos en los países con las más altas certificaciones en la materia y desde que los protocolos necesarios fueron establecidos y aplicados. México es uno de los países más adelantados en la materia en el mundo.

Pero por más cierto que sea todo esto, y por mucho que hayamos avanzado en los últimos años, la verdad es que es un tema del que no se habla, y cuando se habla, se dicen mentiras, se cuenta como chiste, se trata como chisme farandulero. Una persona que siente que este procedimiento pueda servirle de ayuda para realizarse como persona, DEBE poder obtener información CIERTA, COMPLETA, OPORTUNA y de manera RESPETUOSA por parte de profesionales CAPACITADOS Y CERTIFICADOS. 

El objetivo principal de este espacio es precisamente contribuir a la causa de que cada persona que sienta que necesite llevar a cabo un proceso de transición, encuentre la ayuda, el apoyo y los medios necesarios para realizarla.

De por sí, la sola idea de cambiar y alterar el cuerpo, no sólo en lo estático, sino en muchas de sus funciones, causa miedo; ahora imagínense tener que tratar además con la incomprensión y con la crueldad de quienes no sólo no ayudan, sino que estorban, aunque esto no sea asunto suyo.

 Porque esto, la capacidad de decidir sobre el propio cuerpo, es un Derecho Humanos, es una forma de la Libre Expresión de la Personalidad. Ni las religiones, ni la moral en turno, ni el Estado deben interferir con lo que una persona haga con su propio cuerpo ni con su propia sexualidad, mientras no incurra en delitos ni dañe a terceros.

Este es el siglo en el cual, por primera vez, el Libre Ejercicio de la Personalidad puede hacerse realidad, porque aquí pueden convivir la ciencia más avanzada, la medicina más moderna, con los deseos más viejos y profundos de todas las personas. Esto es para todos, Heteros, homos, Cis o Trans o Queer. Diablos, estamos a meses de que Virgin o Amazon nos puedan cumplir la fantasía de llegar al espacio por unos cuantos miles de dólares. Todo esto es parte de lo mismo, aunque no lo parezca.

La libertad del otro o de la otra o de quien sea no limita la tuya; en realidad, la potencia. Si un sueño se hace posible (dentro de lo razonable y respetable), el siguiente también, hasta que seamos felices todxs.

Yo ya terminé mi transición, ahora, a juntar dolaritos para ver el cielo desde arriba.

Artemis Switch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×