ALICE COOPER TIENE RAZÓN

ALICE COOPER TIENE RAZÓN

Amigos, amigas, familia, público en general. A veces escribir este blog hace que uno se sienta profeta. No hace más de dos meses que escribí un post titulado “NO ES DE A FUERZAS”, donde decía, como persona Trans, que no todas las inclinaciones, aproximaciones, curiosidades o tendencias Trans pasan de una exploración más o menos inocente; decía que no hay niños No Binarios porque tampoco hay niños Binarios, sino simplemente niños, que en su desarrollo, precisamente, desarrollan su propia apropiación de los roles de género, de sus elementos identitarios, de sus orientaciones socio y sexo afectivas, y que es muy peligroso que gente “queda bien” que quiere enarbolar como patrimonio exclusivo, con buenas intenciones mal encaminadas, las banderas de la diversidad y la inclusión cuando el asunto no era para tanto, diciendo que su niño de 4 años “ya tiene una identidad Trans”.

Pongámonos en contexto, por favor. A los 4, 5, 6, 12 años, nadie tiene su identidad formada. Los seres humanos nos vamos construyendo, pasando por etapas de crecimiento físico y por etapas de desarrollo psico social. Los adultos deben guiar a los niños a que se encuentren en las mejores condiciones para encontrarse a ellos mismos, no imponer lo que ellos crean que deben ser, y eso es una crítica válida tanto para padres y maestros que se pasan de conservadores, como para los que se pasan de progres, porque yo soy de la impopular opinión personal de que los progres podemos cometer errores, y los cometemos, y que nuestros errores, por venir de las mejores intenciones, pueden ser más dañinos que los errores de la educación tradicional.

Esto viene al caso por las declaraciones de Alice Cooper, figurón de la historia de la música y de una de las etapas más contestatarias del Hard Rock y el Heavy Metal, que dice, básicamente, que sí existen (existimos) las personas Trans, pero que también hay gente que se dice o considera Trans sin verdaderos elementos para serlo, por muchas razones: Querer ser incluidos; parecer más interesante; renegar de ser, como el 90% de los seres humanos del planeta, Hetero Cis (que nunca ha tenido nada de malo, lo malo es discriminar), o confundir una etapa de confusión perfectamente normal en la conformación de una identidad, orientación y expresión del género, con una misión de vida. Todo lo que dijo, lo que de verdad dijo, no lo que le quisieron escuchar a Alice Cooper, lo dije yo en ese post que no junta 80 días.

Blog: “NO ES DE A FUERZAS” 

Ahora, por declarar esto, que va en sintonía con lo que dijo hace algunos meses otro fabuloso músico hiper maquillado, Paul Stanley, del legendario y a veces sobrevalorado y a veces infravalorado grupo KISS, en el mismo sentido de que las cosas deben hacerse cuando son de verdad, y no por moda, y que hay padres que quieren ver en el juego inocente de niños que alternan actitudes, prendas de vestir o estereotipos de un género u otro como forma de aprendizaje o interacción una prueba incontrovertible de que su niño o niña va a ser Trans.

Miren, hay casos y hay casos, como dicen los españoles, quien más, quien menos. Yo tuve mis primeros verdaderos atisbos de ir por este camino a los 9 años, digo, verdaderos, porque no es definitivo ni definitorio de nada que quisiera un camioncito de volteo a control remoto a los 5, que lo tuve, pero niéguenme que no era un juguete super genial para cualquiera, niño o niña. A los 9 años yo ya quería besar chicas, como les decía, pero todavía era algo “candoroso e inocente”. A los 13 ya no las quería besar, si me permiten ser explícito, a los 13 ya me las quería llevar a la cama, pero no había desarrollado ni la confianza, ni la fortaleza de una identidad y de una expresión de género que sostuviera y validara mis deseos.

El camino Trans no es para cualquiera, y eso está bien. Las orientaciones Altersexuales son completamente normales, y pueden cambiar o afinarse a lo largo de la vida. También es válido tener una expresión Transgénero sin ser Gay o Lesbiana: hay chicos muy guapos, completamente andróginos, que son Hetero, pero no Cis, y son geniales y ligan a lo estúpido; hay chicas muy apuestas, rudas y duras como clavos, a las que les gustan los chicos y los desbaratan en las sábanas, y todos son felices. 

El mundo es diverso, y obligar o condicionar o presionar a los niños, a los jovencitos, a personas que ni siquiera han llegado a la pubertad, o que no han ni siquiera desarrollado los caracteres sexuales secundarios (que es el momento en el que por fin nos podemos dar cuenta de si hay presencia de algún estado biológico intersexual) a decantarse, definirse y proclamarse tanto por la Heterosexualidad Cis, como por la identidad y expresión Altersexual, es un abuso que no debería de presentarse nunca. Que cada quien sea lo que quiera, cuando tenga la edad, la madurez y la experiencia necesaria e indispensable para hacerlo. Nunca antes, y nunca bajo presión.

La identidad Transexual es un camino duro que debe tomarse acompañad@ de profesionales, siguiendo protocolos. No es solo lo quirúrgico, aunque de una vez se los digo y con los pelos de la burra en la mano, por mucho que la haya querido, pedido y pagado, mi mastectomía radical (que me removieran los senos, pues), sí tuvo su parte traumática y su larga e incómoda recuperación, y si así fue para mí, que lo deseaba con todas mis fuerzas… 

Yo no quiero que la gente corra irreflexiva en cuanto cumpla 18, o la que sea la edad de mayoría de edad en su país, a feminizarse o masculinizarse el rostro o a someterse a una terapia hormonal; por favor, las terapias hormonales deben ser vigiladísimas por endocrinólogos y psiquiatras. Una dosis mal calibrada de hormonas puede llevar a una persona a una depresión autodestructiva. Paul y Alice tienen razón en decir que se está banalizando un tema serio, pero es más fácil caer en la tentación de cancelar que el escuchar de verdad lo que dicen, advierten y aconsejan.

Bueno, la verdad es que ninguno de los dos es un experto en el tema, y que quizá, si iban a meterse en ese rollo, que no sabemos si les corresponde o no (no sabemos si alguien cercano a ellos ha tenido o intentado una transición), debieron hacerlo con más tacto, pero lo que dijeron, o lo que intentaron decir, no es insensato, como les digo, YO LO HE DICHO, y lo sigo diciendo. Es verdad.

Creo que cuando vuelva a tener un tema libre, volveré sobre los protocolos que se siguen para determinar si una persona es viable como candidata a un proceso de Transición y a una Cirugía de Reasignación. Creo que todavía no ha quedado claro.

Mientras tanto… Yo le voy a cantar a mi novia “Be my lover” y “I was made for loving You”, con su permiso (o sin él).

Artemis Switch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *