Aumento mamario

Aumento mamario

Okey, ¿quien quiere hablar de senos el día de hoy? Como ya he dicho, a veces es incómodo que personas extrañas hagan preguntas tan íntimas como cuántas y cuáles operaciones lleva uno, pero estamos en confianza, no somos extraños y este es un foro hecho exclusivamente para hablar de los procedimientos quirúrgicos disponibles para personas Trans y personas Cis que quieran mejorar su apariencia, masculinizando o feminizando sus cuerpos.

Este tipo de operación es mucho, pero mucho más frecuente en mujeres heterosexuales cisgénero. Los senos tienen una importancia muy grande en nuestra cultura, y son erotizados incluso más que los propios genitales, lo cual no deja de ser curioso. Son muchas las circunstancias que pueden hacer recomendable una operación para mantener el equilibrio, la armonía y la proporción del busto con respecto al resto del cuerpo; puede que un cambio en el peso, un cambio en la complexión muscular o una caída natural de los senos debido a embarazos o edad hayan cambiado su forma, textura o posición, por lo que esta cirugía es muy recomendable desde el punto de vista estético, que no podemos negar, influye mucho en la autoestima de las mujeres cis, y que representan uno de los ideales de belleza más buscados por las mujeres Trans.

Existen dos tipos de operaciones de aumento de mamas: la que usa la propia grasa de la paciente, y la que usa implantes de grado médico, de silicona o solución salina, con garantía contra ruptura de por vida, pero siempre es conveniente una valoración médica para ver cómo se han acomodado en el cuerpo y cómo el cuerpo las ha asimilado. Lo recomendado es darle seguimiento cada 10 años, aunque pueden darse casos en los que no haya ninguna complicación ni necesidad de cambio o reacomodo por mucho tiempo más.

En mi caso particular, la grasa que tenía fue utilizada en esculpir mis glúteos, por lo que yo recibí implantes de silicona. Como no soy ni muy alta, ni tuve nunca mucha espalda, unos implantes tamaño 34-B fueron la opción que me recomendaron y la que tomé… Algo más grande me hubiera hecho parecer desproporcionada, como una varilla con senos, definitivamente, escuchar la valoración de los expertos es mucho más que recomendable, porque una no quiere acabar pareciendo caricatura o portada de comic.

Esta cirugía es de las que menos tiempo de planeación requieren, y es tan común que, en comparación a otras, sí es como de servicio exprés; puede ser tan rápida la preparación como de una semana a la otra, aunque el resultado final será observable hasta de 6 a 8 semanas después del procedimiento, porque obviamente, la parte intervenida estará inflamada. En el caso de las personas Trans, que no tenemos que preocuparnos por los conductos para amamantar, es más sencillo, pero como les digo, la cirugía de aumento de mamas es tan común, que existe una gran oferta de ella para las personas Cis. Los Trans sí necesitamos un acompañamiento más cuidadoso, porque no se trata de tener más o mejor acomodados senos, sino de tener senos por primera vez, y sí necesitamos de un personal médico más sensibilizado en cuestiones de género.

Las restricciones son casi genéricas en cuanto a consumo de alcohol, tabaco, hormonas y medicamento; dos semanas sin aspirina, dos semanas sin fumar, dos semanas sin hormonas, 3 días sin alcohol, como ven, bastante standard; lo que sí cambia es el no viajar 5 días antes ni 7 días después del procedimiento, porque algo tan aparentemente leve como los cambios de presión atmosférica puede complicar la operación o el resultado. Las restricciones también siguen después del procedimiento, y la actividad física no se puede retomar sin una valoración médica.

Por supuesto, el cuidado posterior es muy necesario. A las niñas hay que cuidarlas bien: crema anti-estrías, buen vendaje, muuuucha higiene, dieta sana y mucho cuidado y cariñitos. Las 6 u 8 semanas posteriores casi todo tu tiempo y atención va a estar dedicado a ellas. Si esto es cierto para una mujer Cis, imagínense a su amiga con juguete nuevo. La paciencia se tiene que ejercitar mucho, porque una quiere presumir a la menor oportunidad, pero también la inseguridad puede aparecer en forma de pena de mostrar el resultado.

En fin, que se requiere de mucho cuidado para que esto salga bien. La operación es prácticamente libre de complicaciones por el procedimiento, lo complicado son los cuidados posteriores, además del estado emocional de quien tiene ahora una parte del cuerpo que nunca había tenido, que aunque sea algo que siempre has buscado, no deja de tener su chiste y su impacto.

Si eres Cis, o si eres Trans, lo que importa es acercarte a personal médico capacitado, atender todas las recomendaciones, y saber que la recuperación depende mucho de ti, así como entender que tu eres más allá de la forma en que te ves y en la que te ven, pero verse como uno quiere, pues la pone a una muy feliz.

Aprovechando para repasarse la mirada en el espejo, su amiga copa-chica, pero muy bonita:

La Princesa Sapo.

Tags: , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *