EMPECEMOS A HABLAR DE SEXO

EMPECEMOS A HABLAR DE SEXO


Hola, me presento, soy la Princesa Sapo. Estoy aquí para aclarar muchas cosas que hay alrededor de lo que es la Orientación Sexual, la Identidad de Género, los Estados Intersexuales y todas las cosas que deberíamos saber desde la escuela y desde la adolescencia para ser personas sensibilizadas con lo que ocurre en ell mundo y al interior de las personas que no encajan en una división del mundo de Azul y Rosa.

La manera en que cada uno se percibe y en la que desea interactuar con el mundo, y en la que el mundo interactúe con cada uno, es subjetiva. Cada cabeza es un mundo y, dentro de un marco de respeto a la ley y a la libertad de cada quien, debe respetarse. La primera parte de ese respeto viene del entendimiento del otro, de su comprensión. Si no empezamos por ahí, es muy poco lo que podremos avanzar en materia de respeto a los Derechos Humanos, que incluyen los Derechos Sexuales y los derechos al Ejercicio de la Personalidad.

La mayor parte de las personas tiene muy claro lo que es y lo que siente. Las personas que están en sintonía con su sexo (Hombre o Mujer), su identidad de género (Masculina o Femenina), su preferencia sexual (Heterosexual), son llamadas, dentro de los Estudios de Género, como Cisgénero. Son y siempre serán la mayoría de las personas en el mundo, por razones biológicas y culturales. No existe ningún riesgo o peligro de que “Todos se vuelvan gay”, que es uno de los argumentos más usados por quienes no quieren tomarse el tiempo de entender lo que es y lo que representa la Diversidad, o sea, la minoría de personas que no encajan como Cis.

En las siguientes entradas a este blog daremos información estadística, definiciones clínicas, definiciones sociológicas y de sexualidad, así como testimonios que nos puedan ayudar a que se entienda la necesidad de una educación sexual integral al alcance de todos, sin prejuicios ni opiniones fundamentadas en el rechazo automático a todo lo que es diferente, con el fin último de explicar lo que es realmente, y lo que significa una operación de reasignación de sexo, así como sus consecuencias psicológicas, anatómicas, sociales y jurídicas.

Lo primero que debemos entender es que las personas “Trans” siempre han existido (lo documentaremos históricamente), pero que, por primera vez en la historia de la Humanidad, está la ciencia médica en el nivel de desarrollo adecuado para darles opciones para que sus cuerpos correspondan a su identidad de género. Sobre la preferencia sexual, ha habido (y también lo documentaremos históricamente), muchas culturas y periodos históricos en los que la conducta homosexual o bisexual ha sido reconocida como válida, e incluso ha habido y sigue habiendo culturas que reconocen más de dos géneros, llegando incluso a aceptar hasta cinco géneros en los cuales una persona podría encajar. Todo esto ha ocurrido sin que el orden social se haya visto amenazado por admitir que hay un mundo más allá de una separación tajante de lo que es lo Masculino y lo Femenino, y que demuestra que los cambios que la sociedad está experimentando actualmente no es un asunto de moda, sino la respuesta a una necesidad social que durante gran parte de la historia, antigua o moderna, no ha sido atendida. El grado verdadero de la Democracia de una sociedad se puede medir en la manera en la que trata a sus minorías.

Actualmente, gracias a la cultura de medios, a las redes sociales y a una apertura en el acceso a la información, es que estos temas pueden discutirse públicamente. Desgraciadamente, esa misma apertura también hacen circular mensajes de odio y opiniones deformadas o mentirosas que atacan o ridiculizan lo que es un asunto serio e importante. Por eso es que en este espacio se resolverán las dudas que cualquier persona tenga al respecto, porque el odio no se combate con odio, sino con Amor, Amor a la Verdad, a la Libertad, a la Humanidad, de la que tod@s somos parte.

Yo iré compartiendo mi proceso poco a poco, no como guía para nadie, sino como ejemplo de las dificultades que he tenido para poder desarrollarme como lo que soy en un medio social que no ha sido educado en el respeto y la tolerancia a lo que es distinto. Soy una Princesa Sapo, y no diré todavía si el beso del cuento me hará princesa o príncipe. Soy lo que soy y estoy en proceso de convertirme en lo que me he de convertir. Es mí proceso personal, único, que estoy atravesando, con ayuda profesional, y el que estaré reportando con el único proceso de informar las opciones que por fin tenemos para desarrollarnos plenamente.

Sin más por el momento, les mando un abrazo sincero y todo el Amor que de mi acepten.

La Princesa Sapo.