LA CULPA ES DE LOS PROGRES 4

LA CULPA ES DE LOS PROGRES 4

Y una vez más su gustada sección, “la culpa es de los progres”, con su amigo Artemis. Ahora toca hablar de dos fenómenos mediáticos muy distintos, que indica que en los contenidos, unos temas no están a la altura de otros. Lo digo por un debate que tuve hace algunas semanas con una persona que, no estando obligada a entender las preocupaciones y los temas de la comunidad LGBT, dio un punto de vista que yo encontré altamente debatible. El tema fue la serie de cómics y la serie de televisión de Netflix, Heartstoper. (Por cierto, les debo mis comentarios sobre esta obra, porque aunque ya me leí todos los cómics, todavía voy a la mitad de la serie en Netflix). El caso es que esta persona consideraba que se estaba sexualizando demasiado a adolescentes que, supuestamente, debían tener 15 y 16 años, respectivamente, y comparaba a esto con los casos destapados por ex actrices infantiles en la cadena de cable Nickelodeon.

No, simplemente no es igual; habiendo leído los cómics, y aunque el 50% de todos los dibujos son muestras de afecto, besos y abrazos entre los protagonistas, no se está sexualizándonos a los adolescentes, y si acaso eso pareciera, es un producto dirigido a adolescentes que están buscando su identidad sexual, y que si buscan ese tipo de contenido, posiblemente estén evaluar si son alternativos o no, que es muy distinto que sexualizada a niñas y preadolescentes en los medios, para consumo de hombres adultos. Simple y sencillamente, no es lo mismo.

Entendamos esto de la manera correcta; al ser un relato del cómo un adolescente se cuestiona, debido a que tiene dudas, sobre cuál es su verdadera orientación, y que decida, sin todavía decantarse por una identidad rígida, darse la oportunidad de establecer una relación socio-afectiva con otro muchacho, se genera un diálogo que puede ser muy sano y representa algo real para muchísimos muchachos que están en esa situación; además, en la serie de Heartstoper, también tenemos una persona con identidad Trans, que tiene una pareja que se identifica como Hetero Cis, que no le causa ningún problema que la persona que le demuestra cariño amor y afecto haya pasado por una transición; en la misma serie tenemos a dos hombres adultos que toma la decisión adulta de estar el uno con el otro; así como a una pareja de chicas, donde una es organizar y controladora y la otra es un encanto de caos, y que representan a mi pareja favorita de los comics. 

Comparar esto con el negocio millonario de una gran cadena de televisión; con un productor acusado de prácticas de predador sexual, cometidas contra niñas y preadolescentes, para el consumo de consumidores adultos, simplemente no procede, no estamos hablando de lo mismo, y mientras no vea la diferencia, no vamos a poder entendernos, y mientras no nos entendamos lo vamos a poder solucionar el tema de fondo. Una cosa es una narración que puede servir para educar y para sensibilizar a las personas con respecto a los temas de diversidad, y la otra es una práctica depredadora sancionada y sancionable por la ley.

En este momento, se dice que nosotros, los progres, estamos muy sensibles a todo, y que todos estos dramas ocurren en nuestra cabeza. En serio, espero, de verdad, que algún día puedas estar en mi cabeza, y saber por qué te digo lo que te digo, y porque sé lo que sé. Ha sido un camino muy difícil, ha sido un camino doloroso, y cualquier cosa que pueda sensibilizar al público yo lo tomo como algo bueno; de la misma manera, todo lo que consideró un abuso al intervenir la intimidad e integridad psicosexual de los menores, lo considero algo fundamentalmente perverso y malvado. 

Nos vemos el próximo mes para la siguiente sección de “la culpa es de los progres”.

Artemis Switch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *