LO QUE UNA PERSONA TRANS ESCUCHA TODO EL TIEMPO

LO QUE UNA PERSONA TRANS ESCUCHA TODO EL TIEMPO

Hola amigas y amigos trans, público interesado y haters residentes, hoy quiero hablar de las mil y un cosas que nos dicen por nuestra condición de Trans, y que resultan incómodas o molestas, aclarando que a veces, quien nos las dice, lo hace sin malas intenciones pero puede incomodar e incluso herir, por la poca información que ha tenido o la sensibilización que no ha desarrollado.

La primera serie de cosas que preguntan tiene que ver con la infancia, y la más inocente es la de “¿cuándo te diste cuenta de que eres transexual?” Nos dimos cuenta desde que fuimos conscientes de que había géneros, cosas de niños y de niñas, y de que no encajamos enteramente en uno u otro, este recuerdo es tan lejano, que la otra respuesta más común es la de “siempre lo supe”. 

No es una sola cosa, no es un momento en específico, porque es algo que se siente aunque todavía no se entienda; no entendíamos el sexo como fenómeno biológico, cromosómico, ni cultural todavía, pero ya sentíamos cómo queríamos vernos, expresarnos, y nos causaba mucho estrés ver como los demás reaccionaban con burla, violencia, regaños o indiferencia a nosotr@s. 

Cuando se es es muy joven, particularmente entre los 11 y los 16 años, pubertad y adolescencia, experimentamos periodos de angustia, porque nuestros cuerpos se están desarrollando en una dirección que no queremos. En este periodo nos suelen decir “es una fase”, o “sólo estás confundid@” (me lo llegaron a decir cuando ya tenía 22, créanme, a los 22 años, ya no hay confusión posible). 

Esto es muy común, porque una persona completamente Cisgénero y Heterosexual, que son el 90% de las personas del mundo, difícilmente puede ponerse en el lugar de una persona de la comunidad LGBTTTIAQ+, y aunque lo intenten, siempre les será más fácil entender a Gays y a Lesbianas que a nosotr@s, los y las Transexuales. No des por hecho que estamos confundid@s, lo que necesitamos que nos preguntes es cómo nos sentimos y qué necesitamos para sentirnos mejor.

Algunas personas quieren ver las fotos de antes de nuestra transición, y deben saber que cada persona Trans tiene una relación personal y única con ese recuerdo; habrá a quien no le cause conflicto, pero a la mayoría de nosotr@s sí, así que lo más educado y conveniente es aceptar que la persona frente a ti se está presentando de la manera en la que quiere y necesita ser percibida.

Como mujer Trans, una de las preguntas más frecuentes (y molestas), es la de si alguna vez, antes de mi transición, “estuve” con una mujer. Muchos dan por hecho de que, si sí lo hice, no soy verdaderamente Trans, y que si no lo hice, si lo hubiera hecho mi vida hubiera sido diferente. Cada quien tiene su propia historia, y si yo, o cualquier otra persona Trans, quiere compartirla, es muy grosero que otros hagan juicios o suposiciones con respecto a algo tan íntimo y personal.

El caso de los hombres Trans no es mejor, porque muchas personas, creen que si el hombre Trans, antes de iniciar su proceso, hubiera “estado con un hombre de verdad”, hubieran sido mujeres. En serio, no hay manera amable de responder a esto. 

Pero quizá la peor de las preguntas sea la de “¿a ti te violaron de chiquit@?” Para muchos, el abuso a temprana edad es la única causa que les parece admisible o comprensible para una conducta sexual diferente a la heterosexual. Además, independientemente del caso de que sí hubiera existido o no un abuso, ¿de verdad es algo que le preguntarías a tu mejor amigo, a un familiar?  Si la respuesta es que no o que lo harías con tacto, debes saber que esto es lo que esperamos de ti, un mínimo de sensibilidad. Y respondiendo a esa pregunta, debes saber primero que el abuso en edades tempranas, por lo general se convierte en un hecho que se repite en varias ocasiones, donde la figura que amenaza, es también quien protege, y es mucho más probable que esto derive en algún grado de disociación para separar a la persona del trauma, que en una disforia de género, son dos cosas muy distintas, para ser transgénero no necesitas tener ningún evento traumático.

La última pregunta ofensiva en esta serie es la de “¿ya te hiciste la operación?”, “¿cómo haces para que no se note tu miembro?”. Estás hablando de mis partes íntimas, no es algo de lo que voy a hablar con alguien que no sea de mi entera y absoluta confianza; además, no es necesario para much@s de nosotr@s llegar hasta la cirugía de reasignación para sentirnos plen@s y felices. La mayor parte de las veces interpretamos esa pregunta como si estuvieran preguntándonos si ya es posible intimar con nosotr@s, y eso es acoso. Si quieren preguntar algo por el estilo, y aún así no es muy educado, pregunten “¿ya terminaste tu transición?”, y nosotros podríamos contestar o no, sin dar detalles de hasta qué paso de todos los posibles se dio el final de nuestro proceso personal. 

Lo que necesitamos escuchar es “Ah, eres Trans, chido”, y seguir la conversación normal, entre personas educadas y respetuosas. No queremos nada más que un trato casual, relaciones sociales normales y amistades verdaderas; sólo ser reconocid@s, y ya. Necesitamos que nos pregunten “¿Cómo me refiero a ti para que te sientas cómod@?”, y que esa pregunta nos la haga cada persona sólo una vez, y ya. Para todas las demás interacciones sociales, las mismas reglas de cortesía y respeto aplican exactamente igual.

Respetuosa y educadamente se despide de ustedes, su amiga:

La Princesa Sapo.

Tags: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *