Ser transgénero en un mundo digital

Ser transgénero en un mundo digital

Hola otra vez, aquí, su amiga, sintiéndose en confesionario. Las plataformas digitales, las redes sociales, tan solo este blog para compartir con ustedes, son grandes herramientas para que la gente se conecte de acuerdo a sus preferencias, aspiraciones, modos de vida y exprese con libertad sus sentimientos, pero esto no está libre de problemas, ni de discriminación, ni de agresiones.

Como les he contado, este mes cumplo 15 meses de haber asumido por completo mi identidad de mujer trans; esto quiere decir que en toda mi vida pública me presento, visto, comporto y me refiero a mí misma con mi identidad de mujer, y bueno, los últimos dos meses casi no los cuento, por lo del aislamiento social y todo eso, pero esto, que es un paso imprescindible para llevar a cabo mi objetivo de la última operación para terminar mi transición al cambio quirúrgico de sexo, y al posterior cambio de mi identidad civil, lleva mucho tiempo de ser una “realidad” en las redes sociales.

Y es que hacerse una identidad digital es fácil, para bien o para mal. Yo asumo la identidad de lo que quiero ser, y me expreso conforme a lo que siento con completa libertad, preferentemente en foros diseñados en exclusivo para la comunidad trans, que en teoría son sitios seguros, aunque no falte quienes entren ahí por puro morbo o para insultar; por muchos filtros que se pongan, eso es inevitable.

Es un alivio que haya lugares realmente seguros, como este blog que tan amablemente me han abierto para que pueda compartir, con público interesado en informarse, o en conocer los servicios médicos que existen para la comunidad trans, lo que ha sido y sigue siendo mi proceso, y no bastarán las gracias que le de a la Clínica del Dr. Nares por ello, pero si ustedes han accedido al blog a través de las publicaciones en Facebook, podrán leer los comentarios en esa red, donde me han dicho a mí, y al Dr., todo lo imaginable, asumiendo incluso que seamos la misma persona.

Pero bueno, gajes del oficio. Yo fui la que pidió el espacio y soy responsable de lo que aquí digo. Por eso mismo, por responsabilidad, en el blog no se publican los comentarios, sino que se abre un espacio privado para que la clínica responda de manera individual las dudas que haya sobre los servicios a la comunidad trans. No se trata de sacar del closet a nadie sin querer, que ya hemos dicho que es algo muy incómodo cuando le pasa a un@.

Mi segunda página de facebook (aclarando que la primera es muy vieja, prácticamente en desuso, y que la abrí para tener comunicación con parientes y compañeros de escuela con los que no estaba en ese momento lista para abrirme) fue abierta con una foto que no revelaba mucho, ustedes saben, de la nariz para abajo, muy maquilladita y todo eso. Fue abierta con un nombre femenino (en esos tiempos Facebook no dejaba personalizar la opción de sexo), pero aclarando desde un principio que yo era una mujer trans, y básicamente la compartía con compañer@s de la diversidad y personas de toda mi confianza, y contaba en ella sólo opiniones e intereses, nada que le permitiera a nadie no invitado a ver información privada, y rechacé muchísimas solicitudes de amistad por no estar segura de dónde provenían (esto es algo muy común cuando conocemos a alguien por nombre civil, pero no identificamos su nombre asumido, o viceversa).

En twitter las cosas son más fáciles para mantener anonimato, pero no me es muy cómodo. Esa cuenta la tengo para seguir personas que admiro y casi nada más. Las discusiones ahí se ponen muy intensas y la gente que en ella alega, no quiere en realidad discutir, sino sacar sus frustraciones y presumir sus prejuicios, así que no, dan mucha flojera.

De mis experiencias en Grindr, ya les conté el mes pasado, sólo quiero retomar esto de que la necesidad de sitios seguros, y de las precauciones que debamos tomar para protegernos las personas dentro del espectro de la diversidad, no están de más, o por lo menos, no lo estarán hasta que consigamos que la sociedad, como un todo, nos normalice como lo que siempre hemos debido ser: personas completamente normales que simplemente tienen una preferencia sexual, una identidad de género y una expresión de género distinta a la heterosexualidad cisgénero, lo que no nos hace diferentes en lo académico, laboral, político o social, siendo tan respetables y competentes como cualquiera, pero con un gusto distinto en nuestro ámbito privado y personal.

Lo que aconsejo en redes sociales, en un último párrafo: 1. No den información que no estén dispuest@s a hacer pública. 2. Entren a sitios seguros y traten de que se mantenga en ellos un ambiente abierto y respetuoso. 3. Mientras no estén listos para salir del closet con todos, mantengan separados sus perfiles públicos y privados. 4. No hagan que alguien pueda sentirse confundido o engañado con respecto a lo que son y a lo que pueden ofrecer. Eso es válido dentro y fuera de las redes, pero dentro de las redes es más fácil que suceda. 5. Cuídense mucho y diviértanse, que de eso se trata principalmente el asunto de las redes.

L@s quiere, en físico y en digital, su amiga:

La Princesa Sapo.

Tags: , ,

2 comentarios

  1. Ainoa Z. dice:

    Fíjate que yo comencé igual que tú: dos cuentas en facebook mientras me sentía “segura” con mi identidad, hasta que decidí asumirme y vivir mi identidad al 100%. Lo que hice fue cerrar una de esas cuentas y la que tenía como mi cuenta principal, ajustarla a mi nombre y sexo actual. Finalmente siempre sigo la regla esencial de esa red social: aceptar solamente a quienes conozco personalmente, es decir, en persona, y a personas que me recomiendan o conozco por otras que ya tengo tiempo de conocer. Mi Instagram no sigue esa regla, salvo la de aceptar chats de gente con buenas intenciones. En esa misma cuenta (@iknowahh) tengo un live todos los viernes a las 7:30 pm en el que hablo de temas Trans titulado #ViernesDeTrans. Este surge como respuesta a un trending topic en Tuiter hace más de dos meses llamado #ViernesDeTransexuales en el que unos cuantos vatos cisgénero que se asumían como heterosexuales morboseaban y juzgaban el cuerpo de mujeres Trans, desde actrices, modelos, influencers y así. Total que decidí sacar ese mismo hashtag pero hablando de temas Trans y destacando a los logros de personas Trans no tan visibles y que están haciendo cosas importantes.

  2. André carrillo dice:

    Es un medio muy cruel por así decirlo yo vivo mi transición solo para mi y mi novia no me gusta ser visible por cuestiones de toda la discriminacion que viví anteriormente me gusta mucho leer tu post de alguna manera me
    Ayuda a saber como es el
    Proceso de otras personas, no comenté soy André y soy de nayarit así que lo que comentas en el post es cierto no me gusta etiquetarme solo soy un individuo como los demás ( no con ello quiero decir que me
    Siento cis) solamente que no siento que mi ser gire alrededor de la transexualidad somos más cosas que una modificación de un cuerpo o un comportamiento somos componentes de todo un poco somos almas libres, te felicito por tus posts siempre tienes temas interesantes ojalá algún día pueda compartir algo a este blog !! Y que sea de ayuda para otros chicos o chicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *