Servicios para la comunidad trans

Servicios para la comunidad trans

Bien, ya estamos entrando en materia. Si bien es cierto que todos, de cualquier lado del arcoíris, tenemos el derecho de vernos como queramos, y que, dentro de las posibilidades de cada quien, con ropa, ejercicio, maquillaje o cirugía, podamos acercarnos al ideal de belleza que tengamos (siempre de manera responsable, que no se convierta en obsesión), hay servicios médicos y quirúrgicos que son exclusivos para la comunidad trans, específicamente, transgéneros y transexuales.

Una vez más, repetimos que el espectro de la diversidad es muy amplio, y que los géneros son construcciones sociales fluidas, pero, en términos prácticos, una persona que elige vivir de acuerdo a las actitudes, aptitudes y convenciones sociales del sexo contrario, es un transgénero, y el que, además, altera su cuerpo para acercarse a la forma y función del cuerpo del sexo contrario al que fue con el que vivió y fue identificado al nacer, es un transexual.

Así las cosas, su servidora es una mujer transexual, y como tal, pasé y sigo pasando por muchas partes en mi proceso. De las primeras partes, ya hablé en otros post, como en el que hablé de mis tratamientos hormonales, pero hace falta hablar de otras intervenciones y de otros efectos (con las hormonas, la voz no cambia, así que eso se practica aparte, pero sí hay otro procedimiento para reducir la Manzana de Adán).

La Cirugía de Reasignación de Sexo no es solo plomería; no es cambiar unos tubos por otros. Requiere, además, tratamientos y procedimientos para equilibrar un cuerpo de un canon de belleza a otro. Yo no sólo quiero que me implanten senos y me realicen una vaginoplastia, quiero ser la versión de mí que más se parezca a lo que hubiera sido naciendo mujer, y lo más guapa que hubiera sido como mujer. De ser posible, despampanante, encantadora.

Esto conlleva una Implantación de Senos muy bien planeadita, porque no se trata de meter los sacos de solución salina más grandes que se pueda, sin considerar el tipo de cuerpo, la talla, la altura, el peso, y los demás tratamientos, como la Lipoescultura. De hecho, yo decidí que, lo que más me acercaba a mi ideal, eran unos modestos senos 34-B, pero muy bonitos (algo que ayuda mucho es que nunca tuve espalda ancha).

La Lipoescultura viene a cuento porque hombres y mujeres acumulan grasa en distintas partes del cuerpo, con distinto propósito. La Terapia Hormonal empieza a cambiar la distribución de la grasa en la persona trans, ya que las hormonas masculinas tienden a consumir energía, o sea, a perder grasa, mientras que las femeninas tienden a guardarla, principalmente por razones reproductivas, que no son posibles de cumplir por una mujer trans, así que hay que arreglar con Lipoescultura el lugar, la proporción y  la forma en que los depósitos de grasa del cuerpo trans van a quedar.

Y bueno, la percepción pública está más enfocada en las mujeres trans, pero los hombres trans pasan por procesos propios también, y son muy interesantes. Un hombre trans puede, quirúrgicamente, tener un pene reconstruido con capacidad de copular. Esto es un milagro médico completo y se llama Faloplastia. El que el pene reconstruido sea capaz de erectarse requiere de varios tratamientos, además de una buena cantidad de hormonas externas y la implantación de una Prótesis Hidráulica. Para terminar la parte estética del proceso, se recurre a la fabricación de un escroto, (Escrotoplastia) y la inserción de Implantes Testiculares

Como ven, los milagros médicos no son fáciles ni sencillos. Someterse a todo esto requiere de un acompañamiento de muchos profesionales, y de una buena asesoría psicológica y psiquiátrica. No es un capricho que se decide en un momento y ya. La comunidad trans tiene muchas dificultades para ser aceptada, no sólo por la sociedad, también por uno mismo y uno de los puntos con el que más nos atacan, desde la desinformación, es el de que tomamos nuestra sexualidad a la ligera. No, decidir qué identidad sexual quieres tener, y comprometer todos tus esfuerzos para llevarla a cabo, es un proceso que requiere fuerza, valor, sobrepasar dificultades y mucha autoconciencia, autocontrol y responsabilidad. Ojalá esta columna sirva para crear conciencia acerca de qué es y quiénes somos los trans.

Los amo, con todas mis partes naturales y las reconstruidas.

La Princesa Sapo

Tags: , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *