SI NO LO DICES, NO EXISTE

SI NO LO DICES, NO EXISTE

Una vez más, en serio, una vez más, la gente que no está abierta a que hay más tipos de amor y de pareja que las Hetero Cis, piensan que si no se habla de los que somos distintos, vamos a dejar de existir. Siguen pensando que la diversidad es aprendida (muchas cosas lo son), y que si no nos ven los jóvenes, ningún joven va a ser alternativo.

Pues no, fíjense, así no funciona la cosa. Lo que es aprendido son los símbolos (como el arcoíris y el triángulo rosa, para empezar porque cada apartado de la diversidad tiene sus propias banderas); se aprenden los caló o slang (o sea las palabras que sólo tienen significado o que tienen otro significado dentro del ambiente LGBT); se aprenden hábitos, códigos, una estética, algunas formas de expresión y bueno, hasta coreografías. Eso se aprende, pero SER alternativo es algo que se ES, y existirá así nos escondan debajo de la alfombra o nos metan en closets cada vez más grandes (noticias, ya no cabemos).

En Florida, uno de los estados de la Unión Americana que deberían ser más tolerantes (aunque ya nada me sorprende de los “Americans”), se está buscando pasar el Proyecto de ley 1834 del Senado: “Parental Rights in Education” [Derechos de los padres en la educación], que dice textual: 

“Un distrito escolar no puede fomentar la discusión en el aula acerca de la orientación sexual o la identidad de género en los grados de escuela primaria o de una manera que no sea apropiada para la edad o el desarrollo de los estudiantes”.

En efecto, la ley parece que viene del año 1834. La escuela es el segundo espacio social que habitamos y del que aprendemos el orden y la estructura de la sociedad misma. Debe ser un lugar seguro y, por desgracia, no lo es. 

La autoridad que se le ha quitado a los maestros para corregir a los alumnos nos dió generaciones que padecieron y padecen bullying; la falta de educación cívica nos ha dado malos ciudadanos; el recorte de contenido en ciencias sociales, particularmente en Historia, nos ha desconectado de lo que es y lo que significa la cultura y ha creado millones de analfabetas funcionales, y la falta de educación sexual incluyente, actualizada y sin tapujos, mantiene con vida a las masculinidades tóxicas, a la “Ley del Patio de la Escuela”, como llamamos a la violencia de y hacia los varones en edad escolar, además de que es una de las causas por las cuales se mantienen los altos números de embarazos infantiles y adolescentes.

¿Y TODAVÍA LES VAMOS A QUITAR MÁS?

Sí, ya sé que esta ley es en USA, pero en México las leyes en la materia avanzan muy lento, y no hay que olvidar que el creador de contenidos más importante para el consumo en México es Hollywood (aunque ya se están ganando su lugar los contenidos coreanos, la verdad es que USA seguirá siendo la influencia principal de los jóvenes urbanos mexicanos).

Quitarle a los maestros la capacidad de hablar de la diversidad es otro intento por negar que existe, que personas como YO existimos. Es negar que es válido desarrollarse en una esfera afectiva, en la infancia, y en una tendencia sexo-afectiva, cuando se llega a la madurez, que sea distinta a la Hetero-Cis.

Miren, si me pongo personal, tengo que decir que ante la pérdida de mi padre y la incomprensión inicial de mi madre, hubo un par de maestros que me fueron de mucho apoyo. En lugar de quitarle poder a los maestros, debería permitírseles tomar actualizaciones y seminarios (pagados, por favor), para que puedan ser de más ayuda y mejor guía para proteger a los estudiantes que sean discriminados y para sensibilizar a los demás para que no discriminen. Ese es el camino hacia la paz, la tolerancia, el respeto y la justicia.

Los dos maestros que me sirvieron de apoyo me hicieron mucho bien, pero les costó trabajo… Tenían paciencia, amor y comprensión, pero les faltaba mucha información, que no existía en ese momento. Por eso existe este Blog, para mejor hablar de lo que tiene que ser dicho.

Más recursos didácticos y más autoridad para guiar dan mejores maestros, que dan mejores alumnos, que dan mejores ciudadanos, que hacen una mejor sociedad. Así de simple.

Una educación sexual completa, integral, desprejuiciada y responsable nos protege a tod@s: Bis, Trans, Gays, Les, Asexuales, pero sobre todo a los Heterosexuales Cisgénero, porque ellos y ellas son la mayoría y necesitan igual que todos aprender ética sexual, responsabilidad afectiva, higiene y, además, planificación familiar.

Necesitamos eso, no leyes venidas de 1834. 

Artemis Switch.

Tags: , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *